¡Cuéntanos lo que piensas de ReBaq! Clic aquí

Acoso sexual

¿Qué es el acoso sexual?

El acoso sexual se refiere a un comportamiento no deseado, intimidante o degradante para la persona afectada. Este comportamiento puede ocurrir en el lugar de trabajo, entornos educativos, espacios públicos o en nuestas propias familias. El acoso sexual puede manifestarse de diferentes maneras, desde tocamientos en tus zonas intimas hasta palabras de indole sexual.

Formas de acoso sexual ​🔔​

Es importante destacar que el consentimiento mutuo es fundamental en cualquier interacción sexual y que el acoso sexual es inaceptable en cualquier entorno.

Incluye chistes, comentarios obscenos o insinuaciones inapropiadas de naturaleza sexual.

Toques, abrazos no solicitados o cualquier forma de contacto físico no consensuado.

Proposiciones sexuales no solicitadas, solicitudes de favores sexuales o presiones para participar en actividades sexuales contra la voluntad de la persona.

Mensajes, correos electrónicos, imágenes o comentarios de naturaleza sexual no deseados y perjudiciales a través de plataformas en línea.

Miradas insistentes, gestos lascivos o cualquier forma de observación invasiva y no deseada de naturaleza sexual.

Rompe el silencio, tu no eres el/la culpable

Para todas las personas que han experimentado el dolor del acoso sexual, recuerden que su voz tiene poder. Hablar es el primer paso hacia la curación y la justicia. No estás sola, y mereces vivir y trabajar en entornos seguros. Tu valentía puede inspirar un cambio positivo. No hay culpa en ser víctima, solo fuerza en ser sobreviviente. Habla, denuncia, y juntos construyamos un mundo donde el respeto y la empatía triunfen sobre el silencio. Eres fuerte, eres digna y mereces vivir una vida libre de miedo.

AUTOAYUDA

¿Qué puedes hacer si eres victima?

Es crucial que una persona que sufre de acoso sexual comprenda que no es su culpa y que tiene opciones y recursos disponibles para hacer frente a la situación. Aquí hay algunas cosas que puede hacer una persona que está siendo acosada sexualmente.

  • Es fundamental entender que el acoso sexual no es responsabilidad de la víctima. Nadie tiene el derecho de acosar a otra persona, y la culpa recae en el agresor, no en la persona afectada.
  • Expresar de manera firme y clara que el comportamiento es inapropiado y no deseado. Poner límites es esencial para establecer expectativas claras.
  • Registrar detalladamente cada incidente de acoso, incluyendo fechas, lugares, testigos y descripciones de los hechos. Esto puede ser útil en futuras acciones legales o al informar a las autoridades
  • Hablar con amigos, familiares, o colegas de confianza sobre la situación puede brindar apoyo emocional. No enfrentar el acoso solo puede hacer una gran diferencia.
  • Reportar el acoso a las autoridades correspondientes, como la policía, el departamento de recursos humanos en el trabajo o la administración escolar, según el entorno en el que ocurra el acoso.

Reconocer la propia valentía y resistencia al enfrentar el acoso. La autoestima puede verse afectada, pero buscar ayuda y apoyo puede contribuir al proceso de recuperación.

¿Quieres desahogarte y compartir tu historia?

Tu historia es valiosa y queremos conocerla. Puedes compartirla de forma anónima o a nombre propio. Juntos, podemos ser la red de apoyo de miles de personas. Tu voz importa puedes pedir consejos, desahogarte, y también ser el apoyo de alguién más.